Socialistas de todos los partidos

Blog inspirado en el libro "Camino de servidumbre", que Hayek dedicó a los socialistas de todos los partidos. Socialismo entendido como colectivismo, como sumisión del individuo al grupo, en aras de hermosos ideales que no sólo en su sueño producen monstruos.

viernes, mayo 26, 2006

Los derechos sociales y la vivienda digna

En la declaración universal de derechos humanos, que se usaron como inspiración para el título I de nuestra Constitución, se intentaron conciliar los derechos políticos (de inspiración anglosajona) y los derechos sociales (de inspiración continental), para llegar a un conjunto que pudieran suscribir todos los países.

Pero se trata de dos tipos de derechos muy distintos en sus justificaciones y sus consecuencias. Generalizando, los derechos políticos tratan de limitar el poder del Estado sobre el individuo, mientras que los sociales tratan de garantizar para los ciudadanos una serie de bienes y servicios públicos suministrados por el Estado. Un ejemplo de derecho político sería la libertad de asociación, y un ejemplo de derecho social el derecho a disfrutar de una vivienda digna.

No obstante, la línea no siempre es tan nítida. Depende mucho de cómo se interpreten los derechos: como derechos negativos o como derechos positivos. Negativos y positivos, no entedido como sinónimo de malos o buenos, sino como sinónimo de inacciones o acciones. Los derechos negativos son los que tenemos a que los demás ciudadanos o el Estado no puedan intervenir ilegítima y arbitrariamente en mi contra. Los derechos positivos son los que tenemos a que los demás o el Estado tengan obligatoriamente que actuar a mi favor.

Se entenderá más facilmente con ejemplos: el derecho a la vida entendido como derecho negativo es el derecho que tenemos a que nadie nos asesine. Entendido como derecho positivo sería el derecho de cada ciudadano a ser mantenido por la sociedad.

El derecho a disfrutar de una vivienda digna (artículo 47 C.E.) interpretado como derecho negativo, sería el derecho de cada español a que nadie (ni particular ni Estado) robe mi vivienda, o el derecho de cada español a poder optar a tener una vivienda sin que las leyes se lo impidan por ser mujer, budista, o de izquierdas (por poner ejemplos al azar). En cambio, el derecho a disfrutar de una vivienda digna entendido como derecho positivo, implicaría que el Estado debería suministrarle a cada español que lo deseara una vivienda digna de la que disfrutar.

El mismo esquema se podría aplicar a cualquier otro derecho: el derecho a la educación como derecho negativo implicaría que el Estado no podría prohibirle a ningún particular abrir una escuela, o educar a sus hijos en casa. El papel del Estado sería de protección y supervisión: no permitir que se educara en la apología al terrorismo (por ejemplo). Entendido como derecho positivo, es que el Estado cree una red de escuelas públicas para todas las familias que deseen acudir a ellas. En el caso de este derecho, claramente se mezclan ambas formas de entender el derecho: no se prohiben las escuelas privadas, pero se crean escuelas públicas. Sí se prohibe la homeschooling (educar a tus hijos en tu propia casa), cosa que se permite en USA. Pero ese es otro tema, y hoy quiero centrarme en el derecho a la vivienda digna.

Algo que salta a la vista es que para garantizar los derechos negativos no es necesario un desembolso directo de dinero público, más allá del genérico gasto necesario para mantener funcionando la policía, la justicia, y los inspectores de educación o vivienda para asegurar que no se cometan delitos como construcciones defectuosas, incumplimientos de contrato o incitación al delito. Sin embargo, los derechos positivos se sufragan íntegramente a base de impuestos. Las escuelas públicas, la sanidad pública y las viviendas de protección oficial (VPO) las pagan todos los ciudadanos con sus impuestos, incluídos los que después usan escuelas privadas, medicina privada, o viviendas no protegidas.

¿Por qué el Estado no actúa respecto a la vivienda como respecto a la educación o la salud?. Si el Estado interpretara de manera pura el artículo 47 como un derecho positivo, tendría que suministrarle una vivienda "gratuita" a cada español que eligiera esa modalidad, del mismo modo que suministra escuela "gratuita" y médico "gratuito" a cada español que lo pide. (Escribo gratuito entre comillas porque nada cae del cielo, son edificios, sueldos, electricidad, material, etc, pagados con impuestos). Espero que se entienda que eso es económicamente inviable en una imagen global de un pais. Los únicos regímenes que lo han intentado han sido los paises comunistas, con el resultado de que las personas vivían hacinadas y compartiendo cocina y cuarto de baño, en casas ruinosas sin calefacción ni comodidades. Y aún así, al final sus economías acabaron colapsando. Por eso, ni siquiera los partidos socialistas de los estados del bienestar proponen eso, y se limitan a construir VPO. Los partidos socialistas occidentales son pragmáticos en su práctica, pero siguen manteniendo como seña de identidad ideológica la defensa de los derechos sociales entendidos como derechos positivos.

Las diferencias entre entender los derechos como positivos o como negativos son enormes. Un aparato estatal será tanto más poderoso cuanto más ciudadanos se consideren a sí mismos portadores de derechos positivos, ya que esos supuestos derechos sólo podrán disfrutarlos si el Estado se los proporciona. Si yo considero que tengo derecho a que el Estado me facilite una casa, estaré más a favor de los impuestos altos que si considero que tengo derecho a intentar tener una vivienda, sin que el Estado me impida o dificulte usar todas mis capacidades y aptitudes para ello. Es decir, estaré a favor de impuestos bajos, porque querré mantener el dinero que gano con mi trabajo e iniciativas para mí, y con ese dinero conseguirme a mí mismo una casa, sin que el Estado me "regale" nada.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

12:47 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

6:04 a. m.  
Anonymous Gabrielte said...

Muy bueno, y educativo. Me ha encantado eso de los derechos positivos y negativos. Es un concepto con el que se juega cuando se habla y si no lo tienes "estructurado" en tu cabeza te pueden dar gato por liebre.

11:02 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home