Socialistas de todos los partidos

Blog inspirado en el libro "Camino de servidumbre", que Hayek dedicó a los socialistas de todos los partidos. Socialismo entendido como colectivismo, como sumisión del individuo al grupo, en aras de hermosos ideales que no sólo en su sueño producen monstruos.

martes, junio 06, 2006

Sobre la lucha a favor de los derechos sociales

Bajo este título, en una página del entorno del "movimiento vasco de liberación nacional" marxista-leninista (euskal herriko komunistak) se pueden leer las siguientes afirmaciones:

http://www.mundurat.net/ehk/Euskal_Herria/06_maiatza/0605_informeelkartzen2006.html

"Para que nuestros derechos estén garantizados tenemos que dar pasos firmes hacia otro modelo de sociedad que supere las relaciones basadas en la explotación."

"Derecho a vivienda: A todas las personas se nos debe el derecho al uso y disfrute de una vivienda."

"Derecho a tener unos ingresos dignos: A toda la población se nos debe el derecho a tener ingresos dignos."

"En esta era de la precariedad, las prestaciones mínimas no pueden estar unidas a lo que cada persona ha cotizado o a los presupuestos que tienen las instituciones, para poder vivir con dignidad hay que garantizar los recursos básicos."

"Se nos deben una serie de derechos, es decir, si no tenemos los derechos garantizados, alguien está en deuda con nosotras y nosotros. En nuestra opinión, quien está en deuda con nosotras y nosotros es la comunidad."

(Las negritas son mías).

Hay muchas personas que afirman no ser comunistas, sino socialistas. Sin embargo, no consigo ver dónde radica la diferencia, y de hecho en el origen ambos términos se usaban a menudo indistintamente, y el PSOE incluía como objetivo programático la instauración de la dictadura del proletariado hasta el congreso de Suresnes de 1974, en el que pasó a la socialdemocracia. La socialdemocracia sí que ha renunciado formalmente al comunismo, para poder ser democrática (el comunismo es radicalmente incompatible con la democracia, y escribiré más sobre ello). Pero ideológicamente una de sus fuentes, la que más le permite diferenciarse de la "derecha", sigue siendo el marxismo. De ahí que tras la caída de la URSS esté sufriendo una profunda crisis de identidad. Ya no puede prometer una alternativa eficaz al capitalismo, así que o bien recurre a hacerse nacionalista, o indigenista, o ecologista, o se alía con el Islam, o se agarra a conceptos como los derechos sociales (que, de hecho, no niegan en lo sustancial las derechas tradicionales, con lo que cada vez ambos programas electorales se parecen más en la práctica, y es por eso que Hayek dedicó su libro a los socialistas de todos los partidos).

Pero por mucho que ahora casi nadie alabe al comunismo, éste fue un maestro en la propaganda, en prometer cosas que suenan bien (aunque sean impracticables), en hablar de libertad (para luego eliminarla), y en decirle a la gente (halagar es una manera magnífica de conseguir algo de las personas, en este caso el poder) lo que todos queremos escuchar: que somos el centro de universo, que por nuestra cara bonita tenemos derecho a todo, que no tenemos por qué desarrollar tolerancia ante la frustración, que papá Estado cuidará de nosotros, que siempre seremos los principitos de la casa, que si envidiamos las propiedades de los demás no sólo podemos sino que estamos en nuestro derecho de quitárselas, que los resultados no son fruto del esfuerzo, que no necesitamos convencer para vencer. En definitiva, que la comunidad está en deuda con nosotros por haberle hecho el favor de nacer. Y el mensaje caló hondo, y prosigue con buena salud.

Derechos sociales, porque yo los valgo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home