Socialistas de todos los partidos

Blog inspirado en el libro "Camino de servidumbre", que Hayek dedicó a los socialistas de todos los partidos. Socialismo entendido como colectivismo, como sumisión del individuo al grupo, en aras de hermosos ideales que no sólo en su sueño producen monstruos.

lunes, junio 26, 2006

La primera mentira

"Cuando estuve en un bosque encantado noté con asombro
que una piedra me cantaba que una piedra me cantaba
con modulaciones y con timbres de tenor, de tenor.

Debajo de la piedra había un sapo invernando y supe
que era el sapo el que cantaba que era el sapo el que cantaba
y seguí buscando maravillas que saber, que saber.

Quería una princesa convertida en un dragón
quería el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
quería un vellocino de oro para un reino
quería que Virgilio me llevara al infierno
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya.

De lejos vi una fuente que brillaba y corrí hacia ella
pues tenía aguas de oro pues tenía aguas de oro
era inconfundible aquel color como miel, como miel.

El sol se reflejaba en la fuente abandonada y supe
que era el sol el que brillaba que era el sol el que brillaba
desilusionado por dos veces me alejé, me alejé.

Quería una princesa convertida en un dragón
quería el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
quería un vellocino de oro para un reino
quería que Virgilio me llevara al infierno
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya.

Después de mil fracasos como estos me sentí muy tonto,
nos habían engañado nos habían engañado
y me fui a buscar al primer hombre que mintió, que mintió.

Caminé los caminos, recorrí los recorridos
pero cuando hallé al culpable, ah! pero cuando hallé al culpable
hecho un mar de lagrimas al verme me pidió, me pidió:

Yo quiero una princesa convertida en un dragón
Yo quiero el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
Yo quiero un vellocino de oro para un reino
Yo quiero que Virgilio me lleve al infierno
yo quiero ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya."

Silvio Rodríguez, cantautor socialista cubano nacido en 1.946. De su disco Unicornio (1982).

Las letras de Silvio Rodríguez pueden interpretarse de múltiples formas. No es probable que en esta canción Silvio quisiera criticar al socialismo, ni al tipo de mentalidad que le da parte de su fuerza, pero en ella aparecen determinadas características muy curiosas:

Infantilismo, pensamiento mágico irracional, renuncia a aceptar las propias responsabilidades (admitir que ni el sapo, ni el agua, ni el sol, ni ninguna persona le habían engañado, sino él mismo llevado por su mentalidad adolescente), idealismo mal entendido, mentiras que provocan nuevas mentiras, el que miente en nombre de bellos ideales y el que se deja engañar por no hacerle frente a la realidad tal y como es, el que quiere un mundo ideal y perfecto, y lo quiere YA, y se enfada con los demás si no lo consigue. ¿La lucha contra la realidad?.

¿Algún intérprete de letras en la sala?.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

mi cabecita no da para un exhaustivo análisis de las intenciones del artista, ¿de verdad que esa canción tiene que ver con política...?

5:14 a. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

No aparenta tenerla, pero las letras de Silvio, incluso las de amor, suelen poder interpretarse también desde una clave política. No sé si conoces una llamada Ojalá de la que unos dicen que es de amor a una antigua novia y otros que está dedicada a un dictador sudamericano.

La letra de La primera mentira siempre me ha llamado la atención y está relacionada con algunas de las cosas que han surgido en las últimas entradas, por eso la he copipegado aquí. Puede que Silvio no la escribiera pensando en política, simplemente en la naturaleza humana. Pero tampoco es posible separar totalmente la política de la naturaleza humana, y menos en una democracia. ¿Cuántos políticos populistas han llegado al poder prometiendo mentiras casi tan obvias como que las piedras pueden cantar o que existan fuentes de miel?. ¿Y cuántas personas se lo han querido creer, y después se han enfadado al ver que la realidad es la que es?. No existen las recetas mágicas, ni en política ni en ningún aspecto de la vida.

De todos modos la canción da que pensar. Y la música es la propia de una fábula, con instrumentos de viento y piano. ¿Cuál será su moraleja?.

10:38 a. m.  
Anonymous capeivi2 said...

El otro día hablando con un niño me preguntaba quien fue el primero que se invento a Dios. Esta canción me habla del ansia de eternidad, de infinito del ser humano. La vida es un caos e inmersos en tal desorden buscamos asideros como la fantasía y lo mágico.

Lo difícil es vivir, lo difícil es mantener el tipo, lo difícil es llenar el largo vacío que inaugura el día, ordenar la existencia, la vida es echar un pulso con la locura. Cuando éramos puros queríamos vivir, exigíamos los prolegómenos necesarios para vivir, para desmadejar la vida como el juguete que nos da sentido queríamos que nos dejaran vivir sin saber que lo difícil es vivir, lo difícil es ser el protagonista de nuestra propia vida.

Esta canción me habla también de la infancia, del paso de niños a adultos, cuando el mundo infantil en el que todo estaba ordenado y predeterminado se desmorona.

8:28 p. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

Una interpretación profunda e interesante. Gracias, capeivi.

12:44 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home