Socialistas de todos los partidos

Blog inspirado en el libro "Camino de servidumbre", que Hayek dedicó a los socialistas de todos los partidos. Socialismo entendido como colectivismo, como sumisión del individuo al grupo, en aras de hermosos ideales que no sólo en su sueño producen monstruos.

miércoles, julio 05, 2006

Neolengua v2.0

Siguiendo el esquema de la Neolengua v1.0, tendríamos que la Neolengua v2.0 la copia en lo que puede, y la adapta en lo que no.

Punto 1: tomar una determinada palabra de obvias e innegables connotaciones positivas, y adueñarse de ella. Ejemplos más corrientes: progreso, libertad, derechos, paz. Si un determinado partido o ideología política afirma que ella defiende la paz, el partido adversario puede recurrir a la propaganda contraria: no, señor, no son ustedes los que defienden la paz, sino que somos nosotros. Y así, en el reducido campo del punto 1, llegamos a esos momentos supremos de debate parlamentario que consisten en un repetitivo "yo más que usted, o usted menos que yo". "Yo quiero la paz, y usted me critica, ergo usted no quiere la paz". Como arma propagandística es de lo más zafio, pero si se repite lo bastante acaba calando en muchas personas. El punto 1 tiene un gran potencial en estos tiempos en los que en el telediario se emiten cortes de 20 segundos de las declaraciones de cada político, en los que la imagen predomina sobre la letra (en un slogan de manifestación cabe relativamente poco texto, así que un "No a la guerra" es perfecto), y muchos ciudadanos desisten de leer cualquier texto medianamente complejo o largo.

Punto 2: reducir drásticamente el vocabulario disponible para matizar o concretar conceptos, y para poder desarrollar un pensamiento crítico propio. Obviamente, tenemos la suerte (gracias a que las personas que nos precedieron valoraron la libertad lo bastante como para ceder cada uno un poco con tal de poder convivir todos) de vivir en un sistema no totalitario, sin censura y con libertad de expresión. Pero la Neolengua v2.0 hace lo que puede:

Los niveles de exigencia en la educación son cada vez menores, como lo son los temarios. Existe una proporción bastante grande de "analfabetos funcionales", perfecto caldo de cultivo para desarrollar el punto 1. Además, la educación no se limita a potenciar la capacidad crítica de cada alumno y suministrarle conocimientos para llegar a ser un ciudadano libre e informado, sino que tiene un gran componente ideológico, lo que a edades jóvenes marca bastante las posteriores ideas políticas. Un ejemplo de la ideología implícita en los temarios sería: los impuestos son buenos y quien no los paga gustoso es porque es un individualista egoísta antisocial. El comunismo fue una buena idea mal aplicada. Y no es sólo el temario en sí, sino también todo el ambiente educativo: la autoridad del profesor es un concepto cada vez más discutido, suspender a un alumno es malo porque puede causarle traumas, si un alumno suspende lo más probable es que la culpa sea del profesor, el ejercicio de la memoria es retrógrado, lo moderno es adecuarse al alumno, y conseguir que se divierta en clase. No hay alumnos mejores y alumnos peores, lo que hay es diversidad, que por cierto es un valor en sí misma.

Pero obviamente no basta con que la pedagogía posmoderna haya tomado la escuela, siempre queda la familia, internet, los libros, las personas con las que nos vamos cruzando, y sobre todo, queda la individualidad que vamos desarrollando junto a la personalidad. La Neolengua v2.0 tiene otra arma de lo más sutil: la corrección política.

Como todas las medias verdades, la corrección política es muy peligrosa. Consiste en un conjunto de reglas no escritas que limitan lo que se puede decir si se quiere ser considerado un ciudadano aceptable. En una serie de temas de los que simplemente no se habla. En una serie de "ideas" muy parecidas a los esloganes en su simplicidad y aparente autoevidencia. Es mucho más sencillo decir que todos tenemos derecho a una vivienda digna que explicar los posibles significados de la palabra derecho, meterse en consideraciones económicas de por qué es imposible que el Estado nos regale a todos una vivienda por el mero hecho de haber nacido, intentar explicar las razones históricas de que se haya llegado a poner por escrito semejante "derecho". Y, sobre todo, es muy difícil que alguien a quien se le ha educado en que tiene derecho a poder comprar una casa, porque así se lo han contado y porque así cree que se lo reconoce la Constitución, te dedique todo el tiempo que necesitarías para matizar eso del "derecho" a la vivienda digna. Y en unos pocos segundos, lo único que puedes llegar a decir es "es mentira que tengas ese derecho", lo que te convierte automáticamente en un ser inmoral, insolidario, sin principios. Más o menos como si dijeras "el Gran Hermano es nobueno". Y, desde luego, el artículo 47 de la Constitución colabora no poco a promover esta situación. Poner por escrito ese derecho a sabiendas de que no es un derecho positivo (que es como lo va a interpretar todo el mundo) y no explicar después en la escuela con mucho detalle su verdadero significado, lleva a lo que lleva. Aunque quizás es un efecto buscado. Ya se sabe que la Neolengua fomenta el colectivismo, y no hay nada que vuelva más colectivista a alguien que creer que tiene derecho a conseguirlo todo de la sociedad.

Conceptos mal vistos por la corrección política: mejor, peor, excelente, sobresaliente, mediocre, responsabilidad individual, esfuerzo, culpa individual, libertad económica, El Estado del bienestar es el bienestar del Estado, beneficios empresariales, USA, gobierno limitado, cristianismo (el islamismo en cambio es como muy chic, no me preguntéis por qué), individualismo, realidad, civilización occidental, soberanía nacional (sólo si se refiere a la de las democracias occidentales, sin embargo la del Irak de Saddam Hussein sí que era muy apreciada), autoridad, mérito, capitalismo, liberalismo, riqueza individual, deberes, desigualdad de resultados, etc. Defender este tipo de conceptos queda....sospechoso. Por supuesto, la lista puede ampliarse. ¿A alguien se le ocurren más?.

Así, en la Neolengua v2.0 el paso 2 consiste en promover la corrección política, el empobrecimiento del lenguaje y el desprecio por el conocimiento. Pero aún así la Neolengua de hoy día está en inferioridad de condiciones respecto a la de Orwell, ya que siguen existiendo los textos donde leer otras cosas, las palabras para matizar, la libertad de expresión, internet, etc. Así que la Neolengua v2.0 recurrió a un nuevo paso:

Punto 3: podría resumirse como la exaltación del pensamiento débil. Este punto conecta con otra de las grandes distopías literarias del siglo XX, Un mundo feliz. Pero con la paradoja de que la Neolengua v2.0 a la vez que potencia el conformismo, alaba de boquilla la rebeldía.

Ya que no se pueden eliminar las palabras, vamos a deconstruirlas, a relativizarlas, a negar que exista un mundo real aprehensible y comunicable. Institucionalicemos el nihilismo: ninguna opinión es mejor que otra, todo es relativo. Todo es posible y aceptable, dado que carecemos de principios, de valores y de argumentos racionales que nos guíen en la resolución de los problemas.

Ya que la lógica impediría creer al Gran Hermano cuando nos dijera que 2 más 2 son 5, condenemos la lógica por fría e insensible. Desprestigio del debate racional, en el que la realidad siempre tendrá las de ganar, y potenciación de los sentimientos. El que diga que si quieres poder disfrutar de riqueza lo justo es que primero la produzcas, es un ser insensible e inhumano, y por lo tanto miente. Me niego a seguir escuchándole, yo creo lo que quiero creer y punto. "Si quieres, puedes". (La Neolengua v2.0 lo aprovecha todo, incluso toma prestadas artes de la new age.)

Y si aún así quedan palabras de connotación positiva que la Neolengua no haya conseguido secuestrar del todo, y que no se hayan podido deconstruir o hacer irracionalmente rechazables, siempre quedan los adjetivos que desnaturalizan el sustantivo, las condicionales, las generalizaciones, los sí pero no, las cataratas de palabras, la retórica hueca, las expresiones ambiguas, las comparaciones simplistas, la vaporosidad del discurso, la huida de la claridad y de la concreción, las expresiones que suenan bien sin significar ni servir para nada, y a veces la pura y dura cursilería. Democracia avanzada, capitalismo sí pero sin pasarse, mi patria es la libertad (no corta el mar, sino vuela), libertad colectiva, redistribución de la riqueza, el trabajo asalariado es esclavitud, los empresarios son unos explotadores, ultraliberal, neoliberalismo (¿cómo es que nunca se dice neocomunismo ni neosocialismo ni neoprogresismo ni ultrasocialista?) derecho colectivo, no a la pobreza, anhelo infinito de paz (el excesivo énfasis de esta última expresión bien pudiera deberse a que la Neolengua empobrece, trivializa y relativiza tanto las palabras que sus practicantes habituales tienen que echarles mucha sal para que les sepan a algo).

Con todas estas armas, se ha llegado a una gran expansión de la Neolengua v2.0 y de sus objetivos ideológicos:

Colectivismo: función social de la propiedad, derechos sociales, justicia social, derechos colectivos, libertades colectivas, la culpa es de la sociedad, el terrorismo se debe a un mar de injusticia universal. Con todas estas expresiones, la responsabilidad individual se ve cada vez más diluída, y obviamente con ella va la libertad individual, ya que son dos caras de la misma moneda. En esto del colectivismo, la Neolengua v2.0 es fiel a su descripción literaria: no ve con buenos ojos la vidapropia (individualismo y excentricidad), pero lo tratará de disimular tanto como pueda: a las libertades individuales el comunismo las despreció llamándolas libertades burguesas y contraponiéndoles la verdadera libertad que supuestamente traería el comunismo. Claro, que eso sería detrás de un periodo indeterminado de dictadura del proletariado. Conseguir la libertad mediante la dictadura es una de esas contradicciones de las que está llena la Neolengua. Hoy día no se habla directamente de comunismo (hay que disimular) pero defender las libertades colectivas y los derechos colectivos lleva necesariamente a arrinconar los derechos y libertades individuales. Cuando el colectivo es el titular de los derechos, el individuo sólo tiene "derecho" a estar de acuerdo con el colectivo.

Dogmatismo: No a la guerra. ¿A cualquier guerra en cualquier circunstancia?. ¿Tampoco la guerra en defensa propia?. ¿Tampoco contra Hitler?. ¿Tampoco estuvo bien que el frente popular luchara durante más de tres años, en vez de rendirse de primera hora frente al alzamiento nacional?. Oye, se habría evitado la guerra civil y muchos muertos. Sí a la igualdad, Papeles para todos, etc. El problema de este tipo de afirmaciones dogmáticas es que suelen ser medias verdades de fuerte contenido sentimental, y obviamente luchar contra ellas no es tan sencillo como iniciarlas. No creo que nadie en sus cabales vaya a salir a la calle con carteles que pongan "sí a la guerra" o "no a la igualdad" o "ningún papel para nadie".

Relativismo: en España la igualdad legal de hombres y mujeres es un objetivo tan importante que por él vale la pena aprobar leyes que discriminan a los hombres frente a las mujeres (porcentaje mínimo de mujeres en los consejos de administración pero no de hombres, distintas penas por maltrato doméstico), sin embargo, la discriminación legal de las mujeres en los países que se rigen por la sharía es un hecho cultural muy respetable. En esta afirmación me da la impresión de que el relativismo encubre el cinismo propio del doblepensar y el negroblanco. Franco fue un tirano pero Castro un revolucionario. Todas las opiniones son igual de respetables. Cualquier cosa que alguien considere arte, es arte. Nadie es mejor que nadie. El relativismo suele ir unido al igualitarismo, y trata de eliminar la antigua admiración por la excelencia, el deseo de mejora personal, la consideración por la alta cultura. Obviamente, la igualdad así conseguida será una igualdad hacia abajo, pero todo sea por el colectivismo.

¿Cómo luchar contra la Neolengua v2.0?. Intentando matizar las afirmaciones dogmáticas, y concretar las relativistas, reduciendo al absurdo determinadas afirmaciones, usando la lógica, tratando de encontrar el núcleo entre tanta hojarasca retórica, reivindicando la racionalidad frente al sentimiento (al menos, en la esfera pública), el individuo frente al colectivo y la realidad frente al deseo.

Claro que no es fácil, pero frente a la Neolengua v1.0 lo tendríamos mucho peor.

12 Comments:

Blogger Ignacio said...

Jaja, pues yo estoy pensando seriamente hacerme pegatinas de No a la paz.

Claro que yo no tengo que pedir el voto.

12:51 p. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

¡Qué echado palante que te veo Ignacio!.

Pero seguramente no faltará quien te pida pegatinas. Muchas personas empiezan a estar algo cansadas de tantos jugueteos con el lenguaje (y también, desafortunadamente, con lo que no es el lenguaje). De todos modos por guardarte un poco las espaldas siempre podrías poner en las pegatinas No a esta paz. ¿Qué te parece?.

Sí, el PP lo tiene difícil para librarse de esa acusación automática de "no querer la paz". Y más después de las declaraciones de hoy de Rajoy diciendo que para el PP no serán vinculantes los acuerdos a los que pueda llegar el gobierno con ETA. ¿Cómo se ve el patio desde tu ventana?.

9:31 p. m.  
Anonymous jaspe said...

Me gusta como escribes, seguiré leyéndote.

Saludos

1:12 a. m.  
Blogger Ignacio said...

Pues se ve muy mal. La unanimidad en las tragaderas me horroriza. Que no haya habido dimisiones ni entrega de carnets, ni siquiera en el PSE es algo que escapa a mi comprensión.

No puede ser que se lo crean, y no me cabe en la cabeza que decidan todos anular la capacidad crítica en aras del partido.

9:36 a. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

Pues sí. En España nos hemos ido acostumbrando a que ningún político dimita nunca, y parece que ya vale todo. Porque no sé qué tendría que pasar para que se despertara esa capacidad crítica de la que hablas (que ETA volviera a matar puede que fuera demasiado incluso para los más acérrimos, pero qué horror de panorama).

Por lo visto debido al estatut(y puede que algo haya tenido también que ver el proceso de "paz") se han dado de baja bastantes afiliados del PSC.

Respecto al PSE, sí que ha habido críticas internas. Quizás los disidentes prefieren no dimitir a la espera de poder intentar cambiar algo desde dentro.

Destaca el silencio de los ladradores habituales: Cháves, Ibarra y Bono, aunque este último ya se ha quitado de enmedio.

Y eso es todo. Aunque quizás es que los dirigentes están casados con las poltronas, y muchos militantes aspiran a hacerlo. Y luego están los de "todo con tal de que el PP no salga beneficiado". En estos meses parece haberse creado una minifractura social.


#Gracias Jaspe. Bienvenido.#

10:51 a. m.  
Blogger Ignacio said...

Miora, hoy pregunta Arcadi lo mismo. ¿Dónde estaba ayer el PSE de Redondo Terreros?

12:05 p. m.  
Anonymous Revertiano said...

Pues a mí quien me gusta es Pepín Blanco. Recrea la Neolingua en su v.10 (aún en Beta) a la perfección, sin parase en la peor de sus contraindicaciones, el efecto boomerang (a lo mejor es que no tiene la nariz grande, sino hinchada por esos efectos rebote).
En cuanto a los largos y silentes cortes en la cadena discursiva (monologante más bien) de ZP, eso ya es una Neolingua v100 definitiva: mínimo significante, escasísimo significado, barullo sintáctico, etc. Aunque esn esas lides es mucho mejor Montilla "hhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...hhhhhhh".

8:21 p. m.  
Blogger Paolo said...

La situación la describió admirablemente Elvira Lindo en un artículo para El País dedicado al estatuto andaluz cuando escribió aquello de: "'Ya sabemos todos que es una tontería, pero cállate, que le haces el juego a la derecha'. Esa frase mágica con la que se impone la censurilla amable." Con contadísimas excepciones, eso parece ser lo único que puede esperarse del militante y del simpatizante del PSOE en nuestro país, "la autocensurilla amable". Antes con el diablo que con el PP. Yo cuando vi a Alfonso Guerra tragarse el Estatuto catalán y votar sí me dije que esto no tiene remedio.

8:38 p. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

Censurilla amable, qué buena descripción.

Cuando el estatut, al principio pensé que Alfonso Guerra estaba haciendo algo parecido a lo de Pepiño Blanco ahora, aunque con más inteligencia: criticar mucho el estatut al principio para después votarlo a favor, de modo que los militantes del PSOE inquietos por el texto pensaran que realmente lo habían limpiado como una patena en el Congreso. Pero algo no cuadra, porque Alfonso Guerra lo ha seguido criticando después aún a riesgo de poner de manifiesto su propia contradicción.

Respecto a la versión beta de Blanco, totalmente de acuerdo, no puede ser más rudimentaria. Hoy se ha superado a sí mismo: si Batasuna se legaliza y quiere hablar de autodeterminación, dialogaremos sobre la autodeterminación. Pero la autodeterminación es innegociable porque no existe en la Constitución. Diálogo sí, negociación no, o sea exactamente el mismo "razonamiento" que respecto a la reunión de López y Otegui. Y todo el mundo contento:

Titular de Gara: el PSOE dispuesto a reconocer el derecho de autodeterminación del País Vasco.

Titular del País: el PSOE no negociará el derecho de autodeterminación porque no existe en la Constitución.

Y lo terrible es que los que señalamos la contradicción somos unos manipuladores insidiosos que no queremos la paz e instrumentalizamos el dolor de las víctimas, etc.

Ya no les hace falta ni perfeccionar la Neolengua, hasta la versión 1.0 Beta cuela para el votante socialista medio. Pero esto por algún lado tiene que desmoronarse: o se le dice no a Batasuna y se rompe "el proceso" o se legaliza Batasuna (ya se está haciendo por la vía de los hechos), se propicia la anexión de Navarra mediante algún subterfugio, y se les reconoce la autodeterminación al menos en la forma de un plan Ibarretxe bis. Lo peor es que en este último caso, muchos votantes del PSOE lo justificarían: "el PSOE dijo que no reconocería el derecho de autodeterminación, así que si ha aceptado el plan Guevara (por poner un nombre) es que el plan Guevara no significa autodeterminación".

Vale, es blanco, redondo y salió de una gallina, ¿pero qué os hace pensar que sea un huevo?. ¿no véis que nuestro amado líder dice que no lo es?. Seguro que sóis del PP....

9:21 p. m.  
Blogger caminodeservidumbre said...

Yo creo que Zapatero se ha olvidado ya de cómo hablar en español normal. Además, parece tener instalado en el cerebro un programa de generación aleatoria de cursilerías. Así que si tiene que homenajear a Gandhi piensa para sus adentros:

"¿con qué se asocia a este hombre que pueda además quedarme bien?. ¡La paz!. Voy a introducirlo en el programa a ver qué sale:

Paz,
vivir en paz,
España un país en paz,
España un país para la paz.

Perfecto, hay que ver lo bonito que me ha quedado".

http://caminodeservidumbre.blogspot.com/2006/07/preposiciones.html#links

Claro, que como el programa es aleatorio no detecta que es imposible estar a la vez en paz y en proceso de paz.

9:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es evidente que la Neolengua está en versión beta. Puede apreciarse en la forma de hablar del ínclito ZP, que necesita hacer unas pausas larguísimas entre palabra y palabra, para poder traducir a Neolengua lo que quiere decir en castellano.

Por cierto, en Neolengua v2.0, "crimental" pasa a ser "facha". Actualicen sus diccionarios.

12:45 p. m.  
Anonymous Lorenzo said...

El ejemplo más cercano de neo-neolengua o neolengua 2.0 lo tenemos en los nonacionalistas. Son blancos y en botella y se hacen llamar noleche.

4:10 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home